Iglesia de Santiago: diálogos y silencios Iglesia de Santiago: diálogos y silencios

Iglesia de Santiago: diálogos y silencios

Una gran parte de la Iglesia observa perpleja cómo pastores reconocidos, admirados y queridos son puestos en el banquillo sin que se diga por qué ni por quiénes. Hechos como éstos nos deberían hacer reflexionar profundamente sobre los canales de diálogo y escucha que hay al interior de la Iglesia.

Iglesia de Santiago: diálogos y silencios
La privatización de lo humano La privatización de lo humano

La privatización de lo humano

La convivencia nos pone permanentemente frente a la tensión entre los bienes individuales y los comunitarios. Nos obliga al discernimiento y al diálogo. Nos pide buscar formas creativas de maximizar la libertad, no sólo minimizando la interferencia de unos con otros, sino promoviendo la colaboración.

La privatización de lo humano
"Sube a nacer conmigo, hermano" "Sube a nacer conmigo, hermano"

"Sube a nacer conmigo, hermano"

Detrás de la belleza y grandilocuencia de esta construcción de piedras, se esconde dolor y sangre derramada. No debemos pacificar el sufrimiento, porque si ponemos atención a la experiencia humana escucharemos gritos pidiendo ayuda.

"Sube a nacer conmigo, hermano"
La política como apostolado o el apostolado como política La política como apostolado o el apostolado como política

La política como apostolado o el apostolado como política

Hace poco entré a militar a un partido político, opción apostólica que es también comunitaria y espiritual. Conecta con mi biografía, mis tradiciones y mi vocación.

La política como apostolado o el apostolado como política
"Yo no te condeno" "Yo no te condeno"

"Yo no te condeno"

Caminamos, como los fariseos, con una piedra en la mano lista para ser lanzada apenas aparezca el primer culpable, obsesionados con el pecado ajeno, sedientos de crímenes televisivos. Nuestra sociedad de exclusión y desigualdad se sostiene en la mantención de un desorden organizado que condena y separa a buenos de malos.

"Yo no te condeno"

Mundo

Parece ser que el  argumento más poderoso del Estado es el  Progreso, la Modernidad y el Bien colectivo. Conceptos que se presumen como buenos y necesarios para el orden justo del país. ¿Es realmente así?

El rostro humano de la utilidad pública

Existe un México que no tiene derecho al bien colectivo, ni a la utilidad pública como beneficio, sino como perjuicio. Hay un México que se sostiene sobre la tragedia, es decir, que vive día a día con la imposibilidad de elegir sobre su territorio y sobre sus propiedades.

seguir leyendo

Iglesia

Una Iglesia en salida

Una Iglesia en salida

Si bien nuestra Iglesia es Católica Apostólica Romana, también la Iglesia es chilena. Si la Iglesia no se encarna en la piel de su país no es verdadera. El Papa que nos invita a estar en permanente contacto con los hogares y con la vida del pueblo, para que la Iglesia no sea una “prolija estructura separada de la gente o un grupo de selectos que se miran a sí mismos”.

seguir leyendo

Poesía

La fuente rota

La fuente rota

Había una mujer en el suelo
que lloraba desconsoladamente.
Como islas diminutas
brotaban las palabras.
Lloraba a sus hijos y a su patria.
“Han roto la fuente”,
dijo con los ojos volcados hacia dentro.

seguir leyendo

Ideas de Nathan sj.

Nuestro mundo es sumamente consciente de clase, prestigio, categoría y grado. Una persona “ubicada” sabe su lugar en la jerarquía, para así poder demostrar (o fingir) respeto a los que están más arriba y para despreciar a los que están abajo.

La revolución del respeto universal

¿Qué pasaría si fuéramos, de una vez, sinceros y sencillos? Es una pregunta subversiva. Es como preguntar cómo sería si Dios mismo viniera a reinar sobre el mundo con amor ecuánime e incondicional.

seguir leyendo

Otras entradas

“Segregación ahora, mañana y siempre”

El llamado a no terminar la segregación está tras una buena parte de los alumnos de liceos emblemáticos, quienes buscan asegurar su nicho de privilegios al negarse, por ejemplo, a lo no selección y a la aplicación más decidida del ranking de notas para acceder a la educación superior. (CC: lanacion.cl)

La frase es el telón de fondo de muchos arrebatos en la arena pública, a propósito de la discusión por la reforma educacional en curso en Chile. No se sale a gritar a la calle, pero se deja ver tras las posiciones de uno y otro lado.

leer más

André, en La Victoria nadie muere compañero

Fundación Documentación y Archivo, Vicaría de la Solidaridad.

Los curas eran unos pobladores más de La Victoria. Dejaron su país para vivir con los más pobres, para servir a los reprimidos, para abrir la casa a los perseguidos y a los heridos en las protestas. Dispusieron la parroquia como un lugar para la realización de ollas comunes, porque el pan escaseaba y había que compartirlo.

leer más

La religión masculinizada

La religión masculinizada

Hay una sensibilidad propiamente femenina que la Iglesia necesita. Al construir relaciones más horizontales, entre hombres y mujeres, removemos las estructuras y hacemos presión en contra de la violencia y el abuso de poder en cualquiera de sus formas.

leer más

Transexuales, hijos e hijas de Dios

Transexuales, hijos e hijas de Dios

Un transexual siente –usualmente a partir de los tres o cuatro años– un fuerte conflicto entre su fenotipo y su identidad percibida como niño/hombre o niña/mujer. Condición que, existente en todas las culturas, sigue siendo mal entendida y rechazada. Debemos informarnos y hacernos cargo de la exclusión que sufre este grupo.

leer más

El reino de Dios es ahora

El reino de Dios es ahora

Ese lugar al que todos queremos llegar, nos promete un mundo basado en valores de justicia, fraternidad, unidad, amor y reconciliación. La idea del reino nos permite contrastar el mundo en el que vivo con la promesa que se nos ha hecho, y así tomar ciertas decisiones.

leer más

La conquista de los zombis

La conquista de los zombis

Nuestra sociedad es una fábrica de zombis. Estudiar por estudiar, por un puntaje y no por un sentido o por un proyecto. Trabajar por trabajar, o por dinero. Incluso marchar por marchar. Transformar los medios en los fines, nos convierte el corazón en piedra, nos va transformando poco a poco en zombis. Vivimos con miedo y sin capacidad de comprometernos o asumir algún riesgo. En el fondo, no vivimos, solo sobrevivimos.

leer más