André, en La Victoria nadie muere compañero

Fundación Documentación y Archivo, Vicaría de la Solidaridad.

Fundación Documentación y Archivo, Vicaría de la Solidaridad.

El 4 de septiembre se cumplieron 30 años del asesinato del Padre André Jarlan, un sacerdote francés que vivió y trabajó en la población La Victoria. Se dice que André murió en su sencilla pieza de madera leyendo el Salmo 129: “Desde el abismo clamo a ti Señor,  escucha mi clamor”. André vivía en un Chile que llevaba diez años sometido a una dictadura. El sacerdote clamó al Padre mientras a su alrededor los pobladores protestaban contra un régimen que había detenido y hecho desaparecer a miles de personas. Un gobierno que practicaba la tortura contra los opositores.

El día de la muerte de André hubo protesta nacional. El pueblo se reunió en las calles gritando “¡Y va a caer!”, y exigiendo el fin de la dictadura y la represión. André llevaba poco tiempo en Chile, a sus 43 años era el cura que acompañaba al carismático párroco de la Victoria, Pierre Dubois, quien luego de la muerte de André fue exiliado. La casa de calle Ranquil donde vivían era similar al resto de las casas. Los curas eran unos pobladores más de La Victoria. Dejaron su país para vivir con los más pobres, para servir a los reprimidos, para abrir la casa a los perseguidos y a los heridos en las protestas. Dispusieron la parroquia como un lugar para la realización de ollas comunes, porque el pan escaseaba y había que compartirlo.

El cura André fue asesinado de la misma forma en que murieron otros sacerdotes en Chile producto de la represión: Miguel Woodward, el salesiano Gerardo Poblete, Joan Alsina y Antonio Llidó. Solo Alsina tiene un memorial, para el resto no existe nada que los recuerde.

El cura André fue asesinado de la misma forma en que murieron otros sacerdotes en Chile producto de la represión: Miguel Woodward en Valparaíso, el salesiano Gerardo Poblete en Iquique, el catalán Joan Alsina y el español Antonio Llidó en Santiago. A 40 años del inicio de la dictadura, solo el padre Joan Alsina tiene un memorial en su nombre, para el resto no existe nada que los recuerde.

Si pudiera hablar con André le contaría que, 30 años después, el Chile por donde caminó es muy distinto. Actualmente, es un país en democracia, hemos avanzado en muchos aspectos, aunque seguimos con ciertos temas pendientes con el pueblo. También le diría que su muerte se convirtió, oficialmente, en un caso calificado por la Comisión de Verdad, al igual que las cerca de 3.200 víctimas ejecutadas y desaparecidas durante la dictadura (1). La misma comisión se ha hecho cargo de los casos de los presos políticos y los familiares de las víctimas cuentan con una modesta indemnización en dinero.

En cuanto a la Justicia, los responsables de los horrorosos crímenes cometidos se encuentran presos en una cárcel especial. No están libres, aunque las penas que les son aplicadas son bajísimas. Tal como sucedió en el caso de André, el autor del disparo que acabó con su vida nunca estuvo en la cárcel. Así pasó con otros miles casos de violación de derechos humanos en que las penas han sido tan bajas que los acusados pueden acceder a beneficios que les permiten no cumplir la sentencia en prisión.

Con tristeza, seguimos bajo la misma Constitución heredada de la dictadura. Pero con esperanza somos un pueblo vivo que está exigiendo cambios, que sabe que necesitamos reformas profundas para que, por ejemplo, tengamos una educación de calidad para todos. Para que los niños de La Victoria accedan a una educación similar a la de otros barrios.

André, estos son los clamores del Chile a 30 años de tu partida. Los curas de La Victoria dejaron un testimonio que permanece en el recuerdo de los pobladores, es por eso que los vecinos recordaron la muerte de André con una semana completa de actos, misas, velatón y concierto (2). Los curas como André Jarlan y Pierre Dubois, siguen presentes en la memoria de los pobladores, porque en La Victoria nadie muere, compañero.

*Boris Hau es Abogado y miembro del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales.

(1) Cifras de las Comisiones de Verdad en Chile, Observatorio Derechos Humanos Universidad Diego Portales.

(2) “Nuestra Vida entregada, transmite Vida” Actividades de la Semana de André y Pierre.

 Notas relacionadas:

“Cayó junto a su pueblo” Homenaje de José Aldunate sj a André Jarlan

Galería de prensa “Vivir y morir en La Victoria” Reportaje a André Jarlan en Casos Vicaría

Abogado e investigador del Observatorio de Justicia Transicional de la Universidad Diego Portales. Actualmente cursa un Magíster en DD.HH. en la Universidad Autónoma de Madrid.

Sus columnas en TAbierto

Importante: Recuerda que, al comentar una columna, aceptas las reglas y directrices de nuestro blog. Todos los comentarios serán sometidos a moderación por parte del equipo editorial.