Alfonso Vergara, SJ.

Cómo llegar a Belén sin pasar por el mall

Se podría pensar que las grandes tiendas se han convertido en verdaderos templos de la piedad popular. Junto al infaltable pino iluminado y al Viejito hipócrita que engaña a los niños y enfurece a los papás, se levantan pesebres con reyes magos y pastorcitos. Los ángeles con voz celestial entonan Noche de paz, envolviendo el recinto comercial en un falso clima devocional.

Leer