Sección: Ideas de Nathan sj.

La autoridad de Jesús

La gente se admira de cómo Jesús habla en la sinagoga con autoridad, y no como los escribas y fariseos. Ni grita ni vocifera. Su mensaje es auténtico, sincero y convincente porque está basado en su propia experiencia mística, fundamentada en su vínculo personal, cercano e inquebrantable con el Padre de amor.

Leer más

Convertirse y creer

Jesús no es un angelito efímero. No es un holograma al cual cada uno le puede proyectar sus emociones difusas. El Cristo es más que un vapor para absorber los sentimientos ilógicos y justificar las violencias moralizantes de los que quieren adquirir los beneficios eternos de haber profesado la fe. Da la vida por la compasión sin fronteras, por la solidaridad sin excepciones, por la inclusión sin límites.

Leer más

Vengan y verán

Actualmente, se exige a los fieles que adapten sus realidades a los procedimientos establecidos. La formación debe comenzar después de haber ingresado a la comunidad. Los iniciados son bienvenidos y, ya incluidos, hacen su camino de crecimiento a partir de una participación confiada y permanente. Igual que los hijos en casa.

Leer más

Bautizados en el Espíritu

El Espíritu puede mover el corazón a la alabanza, pero si es el verdadero Espíritu Santo que viene del Padre y del Hijo, no van a quedar ausentes las manifestaciones solidarias para con los más desposeídos. El Espíritu también inspira para cumplir su justicia, para ser luz de las naciones, para abrir los ojos a los ciegos, para sacar a los presos de la cárcel, y del calabozo a los que yacen en la oscuridad.

Leer más

La gloria del señor

Hace unos días celebramos a tres que llegaron de lejos, tres que salieron de su tierra buscando el tesoro que vale más que reinos enteros, tres que confiaron en sus intuiciones y en una luz que brillaba la gran noche oscura. Han encontrado la gloria del Señor presente en el rostro de un niño pequeño, todavía envuelto en pañales. Tú, también, lo encontrarás, si te atreves a hacer el viaje.

Leer más

Mi querida familia mal constituida

Ninguno escogió a sus padres. Nadie decide quiénes van a ser sus hermanos. Muchos viven en familias irregulares o sin familia alguna, no por decisión propia, sino porque así aconteció; porque papá o mamá abandonó, porque nació fuera del matrimonio o porque falleció la persona que debía cumplir un rol importante. No por eso, Cristo los abandona. La Iglesia no les puede cerrar la puerta

Leer más

La esperanza

Esperanza hay y no dejará de haber. Es porque al amor de Dios no se acaba nunca, para nadie. Su ternura es universal. No excluye a ninguno. Su apoyo es incondicional. No te abandona para siempre, aunque a veces se sienta que ha escondido su rostro.

Leer más

Cielos nuevos y tierras nuevas

Después del Concilio, el pueblo de Dios comenzó a ensayar con un nuevo método para incentivar la iniciativa entre los seguidores de Cristo. Amar como él amó significa alimentar al hambriento, vestir al desnudo y consolar al prisionero. ¿Por dónde empezar, para amar más a quién más precisa?

Leer más

Anestesiados

El evangelio llama a estar atentos, a fijarse en lo que está sucediendo en cada rincón de esta aldea global. Los discípulos de Jesús vigilan los signos de los tiempos. No es para meterse en asuntos ajenos, sino para asumir la responsabilidad por el conjunto. Nadie sabe cuándo el Padre celestial va a pedir cuentas.

Leer más

Reino solidario

Debemos formar a los jóvenes para dar pan al hambriento y vestir al desnudo. Pero nos quedamos sentados esperando que otro lo haga. El católico no visita a los presos. No defiende sus derechos ni apoya su rehabilitación. Se alegra por la desgracia del encarcelado, creyendo que así se asegura la seguridad ciudadana. Los movimientos se dedican a formar círculos cerrados, cantando, Señor, ¿quién puede entrar?

Leer más