De rodillas, por Nicolás Browne « en Territorio Abierto

De rodillas

Al fracasado

De rodillas
y bajo el sol.
En los caminos de quién sabe dónde,
en los desiertos o en los campos,
pero de rodillas,
que no haya postura firme
ni recto estandarte,
que se doblen los hombros
como arco de cuerda vencida,
esperando lanzar una flecha:
la última.

¿Desde dónde?
¿Hacia dónde?
¡Quién sabe!
Pero de rodillas
y descalzo,
porque la suela de los zapatos
por mucho tiempo nos ha separado
de la tierra con un abrigo de acero.

Y por eso,
los que tienen hincada una suela,
hacen piruetas perfectas,
ganadoras,
rectas,
brillantes como el Costanera Center,
que es el zapato más ajustado que conozco.
Pero a ellos se les ha olvidado,
que la flecha está esparcida
por todos los desiertos y los campos de la tierra,
para que la encuentre el fracasado que anda
de rodillas,
de rodillas
y descalzo,
como la mula,
que carga quién sabe qué
hacia dónde,
no lo sé,
pero de rodillas
y con los hombros doblados.

¿Hacia dónde?
“Hacia dónde” todos preguntan.
¡Qué importa!
Si nadie lo sabe,
y la flecha se ha perdido,
se ha perdido en el suelo y en el polvo.

Audio del poema, por el autor:

Importante: Recuerda que, al comentar una columna, aceptas las reglas y directrices de nuestro blog. Todos los comentarios serán sometidos a moderación por parte del equipo editorial.