Esas peligrosas intenciones

(cc) jussstas

¿Cuántos de nosotros tenemos la posibilidad de viajar por el mundo? ¿Cuántos de nosotros tenemos la posibilidad de conocer otras culturas? ¿Cuántos la posibilidad de tener nuevas experiencias?

¿Cuántos de nosotros posiblemente no vivamos lo suficiente porque otros han decidido qué hacer con nuestras vidas? ¿Qué hace que algunos tengan posibilidades y otros no? ¿Por qué las oportunidades de una buena vida acomodada son sólo para algunos?

¿Por qué abusamos de las posibilidades que tenemos? ¿Por qué si tenemos la posibilidad de hacer el bien hacemos lo contrario? ¿Cuál es, finalmente, la intención detrás de nuestras posibilidades?

En estos días me surgen estas preguntas. Cada uno es responsable de lo que posiblemente está al alcance de sus manos. Para ello existen los medios, que nos ayudan a concretar estas posibilidades. Pero, ¿qué es lo que hace que una intención se convierta en posibilidad? Para haber posibilidad debe existir una intención, buena o mala; eso lo sabe quién la tenga. La posibilidad de poder ejecutarla dependerá exclusivamente de qué tan profunda sea esta intención, y el modo de hacerlo vendrá con los medios que se posean para concretarla.

En el mundo hay muchos que están llenos de intenciones santas y buenas, que sólo desean el bien común para el resto. Pero también están quienes tienen intenciones que sólo benefician a algunos, incluso a una sola persona. Posiblemente su intención no sea agradar a todos, sino que satisfacer las necesidades de un país que sólo quiere practicar justicia con sus propias manos.

Todos tenemos intenciones, pero son muy pocos los que tienen la posibilidad de concretarlas. Hoy se nos ha hecho saber que un país entero y “sólo él” tiene la posibilidad de estar presente en distintos lugares del mundo, y, al mismo tiempo, que no necesita de otros para poder llegar a los rincones del planeta, demostrando que la posibilidad de poder matar a cualquier persona está claramente en sus peligrosas intenciones.

Jesús tuvo una intención, que era salvar al mundo. Con sus posibilidades intentó llegar a todos los rincones, tal vez no con los medios que hoy tenemos, que nos hacen estar al otro lado del planeta en un par de horas. Sin embargo, su medio más concreto ha sido el trascender por más de dos mil años. Y sólo gracias a sus buenas y santas intenciones, que querían un mundo más justo, más humano, donde todos tengamos la posibilidad de concretar nuestras intenciones, y no solamente un conjunto de personas con “poder” y medios suficientes para realizarlas.

Ahora, me pregunto, ¿cuáles son las intenciones que hacen que un mundo mejor sea posible?

Importante: Recuerda que, al comentar una columna, aceptas las reglas y directrices de nuestro blog. Todos los comentarios serán sometidos a moderación por parte del equipo editorial.