Historia de un ALMA

“Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,

la luna y las estrellas que en él fijaste,

¿qué es el hombre para que te acuerdes de él,

el ser humano para que te ocupes de él? Sal 8, 4-5.

(cc) scienceblogs.com

(cc) scienceblogs.com

Seguramente pensarán que escribiré sobre la existencia del alma. Ésta ha sido una discusión filosófico/teológica que ha abarcado muchos siglos. No, no hablaré sobre esto. Tampoco sobre lo que sucede después de la muerte, y si -asumiendo que el alma existe-, ésta se separa del cuerpo, cómo sucede y qué pasa con la resurrección. No, tampoco hablaré sobre esto. Mi intención tampoco es hablar sobre alguna persona determinada, ‘alguien’ que ha vivido y compartido la existencia entre nosotros. ¿De qué ALMA deseo hablar entonces?

Hace poco más de un mes se inauguró en el desierto de Atacama (Región de Antofagasta, Chile), el radiotelescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array). Éste es el proyecto astronómico posado en tierra más ambicioso que haya creado la humanidad. El monto de inversión se ha calculado en mil millones de euros (aproximadamente, 1.298.414.636 de dólares), provenientes de Estados Unidos, Europa, Japón, y con la colaboración del Gobierno de Chile.

ALMA es un mega-radiotelescopio que revolucionará los hallazgos astronómicos realizados hasta la fecha. Verá cosas que nadie ha visto jamás, pues con sus 66 antenas, será capaz de recibir señales de zonas frías del Universo. Las señales milimétricas y submilimétricas que corresponden al espectro de estas zonas del Espacio, serán captadas por las antenas gracias a la casi nula humedad del entorno (5% de humedad en el valle de Chajnantor). De otra manera, sería imposible captar estas señales tan débiles, pues el vapor de agua de la atmósfera las absorbería.

Hace tiempo que todos estos proyectos astronómicos nos hicieron abandonar la clásica imagen de una persona observando el cielo con un pequeño telescopio hechizo. En Chile hemos tenido la suerte de recibir, desde hace muchos años, variados proyectos de investigación astronómica. Muchas de las imágenes del Universo y de las más importantes investigaciones en estas materias, se han hecho desde alguna de estas plataformas instaladas en el desierto chileno.

ALMA nos traerá mucha novedad, y estoy seguro que nos irá regalando una amplia y distinta mirada del Universo y de la vida. Los avances de la ciencia astronómica no nos deberían dejar indiferentes o simplemente encandilados con las bellas fotografías que cada cierto tiempo aparecen en los periódicos. A los que creemos en Dios, el conocimiento del Universo también puede ensanchar cada vez más nuestras concepciones sobre la fe, la Creación, la vida del ser humano y cómo nos tratamos entre nosotros. En otro tiempo, abrirse al conocimiento científico podría haber significado una herejía que había que castigar con cárcel e incluso con la muerte. Hoy día vemos que la ciencia es un gran aporte para el desarrollo y el pensamiento de la humanidad. ¿Quién sabe si en poco tiempo más ALMA nos estará hablando sobre la existencia de vida inteligente en lugares recónditos del espacio? Esto moverá, ciertamente, nuestras concepciones religiosas, y no nos debemos asustar por ello. Reconozco que tengo un gran deseo de estar vivo en ese momento y dar muchas gracias a Dios por no ser los únicos en este Universo.

Para más información sobre ALMA, algunas páginas recomendadas:

– http://www.almaobservatory.org/inauguration/

– http://www.eso.org/public/spain/teles-instr/alma.html

– http://www.almaobservatory.org/es/sobre-alma/como-funciona-alma

Importante: Recuerda que, al comentar una columna, aceptas las reglas y directrices de nuestro blog. Todos los comentarios serán sometidos a moderación por parte del equipo editorial.