México y el aumento de la pobreza: oportunidad para un devenir colectivo

(cc) bancodealimentoslp.org

México es el segundo país de la Organizaciónpara la Cooperacióny el Desarrollo Económicos (OCDE) con mayor desigualdad (La Jornada, 6-Dic-2011). Esta realidad es causada principalmente por varios factores económicos, educativos y laborales. El actual  presidente de la nación ha declarado la guerra al narcotráfico, sin haber iniciado primero una guerra contra la pobreza, que es la principal causante de los problemas de violencia en el país. A continuación describo algunas de las principales estadísticas que nos hablan del aumento de la pobreza en México.

De acuerdo con el director de la Organización Internacionaldel Trabajo (OIT) en México, Thomas Wissing, existen en el país 28 millones de jóvenes en plena etapa productiva. De los cuales “un 70% se mantendrá excluido de un empleo fijo y bien remunerado, debido a su escaso nivel de preparación académica y conocimientos de los nuevos modos de producción altamente tecnificados vinculados a la industria del software y sistemas informáticos” (MILENIO,15-Nov-2011). Por otro lado, el director dela OIT afirma que el 60% de los jóvenes que concluyeron una licenciatura en México, laboran en actividades distintas a las que se prepararon. ¿Qué escenario les espera en el2012 a los futuros profesionales?

Por su parte, la encuesta global Regus ha señalado que el 41 por ciento de los trabajadores mexicanos suele trabajar entre 9 y 11 horas diarias. Lo cual continúa revelando que los salarios en México son bajos y no alcanzan para sobrevivir con el mínimo indispensable. Es necesario trabajar extenuantes horas extras en industrias que buscan competir contra mercados asiáticos, donde la explotación laboral es bien conocida. ¿Hacia dónde vamos como país? Definitivamente la fórmula para ser más competitivos no puede significar el deterioro de los salarios de los mexicanos y mucho menos la pérdida de derechos laborales -un fenómeno que, por lo demás, cada día va en aumento-. El crecimiento de empresas de outsourcing agrava dicha situación. De acuerdo a los últimos informes del Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL) dichas empresas violan constantemente los derechos humanos con gran impunidad.

Asimismo,la Encuesta Nacionalde Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México, ha señalado que la población de trabajadores subordinados y remunerados sin acceso a las instituciones de salud ha aumentado en los últimos años. En el estado de Jalisco, por ejemplo, de los más de 3.2 millones de personas ocupadas, un 62.3 por ciento no tiene acceso a las instituciones de salud (2’033,586).

Otro dato que da qué pensar, es que según la Asociación Nacionalde Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), entre las que se encuentran las cadenas de Walmart, Soriana, Chedraui, El Palacio de Hierro, Liverpool, y un largo etcétera, en el último año han tenido un crecimiento del 13% en lo que respecta a apertura de nuevas tiendas (MILENIO, 15-Nov-2011) Si la economía mexicana no reporta niveles de crecimiento, quiere decir que el aumento de los grandes consorcios comerciales, entre otras causas, ha destruido gran cantidad de pequeños comercios en las ciudades del país. Lo cual significa una mayor concentración de la riqueza en pocas manos.

¿Qué hacer ante tan desolador panorama? ¿A quién le toca luchar contra la pobreza en México? Ante un Estado que ante esta situación se muestra inepto y deficiente, es necesario que la sociedad civil comience a organizarse. La respuesta en México está ahora en la población civil. La ineficiencia del Estado no quiere decir que los mexicanos “de a pie” no podamos trabajar por un México mejor. Es necesario construir un México justo, plural y desde las bases. El aumento de la pobreza en México debe representar una oportunidad para la construcción de redes de ayuda entre los mexicanos. O nos ayudamos unos a otros o el individualismo nos destruirá. Hoy más que nunca, el devenir debe construirse colectivamente.

Mexicano. Abogado. Estudiante jesuita en la etapa de Teología.

Sus columnas en TAbierto

Artículos relacionados

Importante: Recuerda que, al comentar una columna, aceptas las reglas y directrices de nuestro blog. Todos los comentarios serán sometidos a moderación por parte del equipo editorial.