#TerritorioAbierto

Comunidad reflexiva. Mirada cristiana amplia, abierta al diálogo y al discernimiento.

Homosexuales, familia y “nuevas” formas de amar

La homosexualidad no se opone a la vida ni al compromiso: al contrario, es una realidad que se encarna en personas que, conscientes de su vocación como Hijos/as de Dios y ciudadanos/as del mundo, deciden vivir su sexualidad, su humanidad, de manera honesta, libre y auténtica.

Leer

Nuestra adolescencia…

Marchamos hacia la adultez, pero en nuestro interior aún somos un niñ@ frágil, lleno de dudas y contradicciones. Mientras denunciamos grandes injusticias, obviamos dramas hogareños que no encontrarán solución desde el Congreso sino desde nuestros propios corazones.

Leer

No es maldad… es sordera

Miserias y alevosías / anudan mis pensamientos / entre las aguas y el viento / me pierdo en la lejanía / No lloro yo por llorar / sino por hallar sosiego / Mi llorar es como un ruego / que nadie quiere escuchar / Mi llorar es como un ruego / que nadie quiere escuchar.

Leer

De paseo por el primer mundo

¡Cuán complejo es explicar nuestra desigualdad a una persona que proviene de un país en el que la distribución de la riqueza es la base de su funcionamiento! Rápidamente se cae en la cuenta que la brecha social en Chile es increíble… o, más bien, absurda.

Leer

Movilizaciones: la clave de la solidaridad

Cuando un conflicto asentado comienza a causar fisuras a nivel país, es importante abrir los ojos y la mente, pues podemos pasar por alto perspectivas que lleven a encontrar un lugar de comunión. La solidaridad podría ser, entonces, una importante llave maestra.

Leer

Dime dónde vives y te diré quién eres

Hacer frente a la segregación residencial es complejo, pero no imposible. Hay que repensar la forma en que organizamos nuestras ciudades, pues quizás aquí podríamos dar un salto para disminuir las brechas de desigualdad, que explican en parte el descontento social de hoy.

Leer

Y vio Dios que era bueno

Es mucha la impavidez que nos invade en sociedades en las que todo da igual, en las que todo puede ser vendido y comprado... Nos falta capacidad de asombro, de esperar algo distinto, de ver -como los indignados- que algo puede ser mejor.

Leer

¿Chile quiere paz?

Chile no quiere paz, porque el país se cansó de la "paz" asimétrica que se enorgullece del desarrollo y progreso del país postergando los temas y problemas que aquejan a la mayoría de la sociedad. No se puede pedir la paz para que vuelvan a estar las cosas en un mismo lugar.

Leer